e-mail:
ibeteta@prodigy.net.mx
Tel. 52 (55) 5540 2229 y
52 (55) 5520 5828
Ignacio Beteta V.
Vivienda y Crédito  
Hipotecario  
en México  
  Inicio   Artículos   Presentaciones   Estadísticas Hipotecarias   Contacto   English - in construction  
 

La inminente desaceleración o posible recesión en los EUA plantea dos grandes interrogantes para México:

• ¿Qué tan profunda será, no obstante las medidas anticíclicas adoptadas?
• ¿Cómo y qué sectores de la economía afectará?
Por: Ignacio Beteta V.

EUA, reportará un menor crecimiento de su economía en 2008 respecto de 2007, año en que fue de 2.2%. Esta desaceleración es resultado de un menor gasto por parte del consumidor el cual ha reducido la posibilidad de continuar incrementándolo debido a que sus actuales niveles de endeudamiento se encuentran muy elevados. Cabe señalar, que la contratación de créditos hipotecarios fue determinante en este escenario. Ello se debe a que ante la continua reducción en la tasa de los Fondos Federales de 2001 a 2004, en que llegaron a disminuir hasta a 1%, (en julio de 2003) se ofrecieron créditos hipotecarios con grandes facilidades, tanto de liquidez como para la adquisición de vivienda, los cuales se convirtieron en cartera vencida en cuanto las tasas de interés revertieron su tendencia a partir de julio de 2004, hasta llegar s 5.25% en julio de 2006.

Gran parte de estos créditos se otorgaron con estándares de originación relajados y con referencia a tasas de interés variables que dejaron a gran parte de los deudores en posición de insolvencia en cuanto las tasas de interés revirtieron su tendencia descendente. Estos son los créditos conocidos como subprime o de alto riesgo,

¿Qué tan profunda será la desaceleración en los EUA, o se convertirá en una recesión, que implica una contracción del PIB durante el primer y segundo trimestres de 2008? Aún no hay consenso para responder a esta pregunta, ya que se han programado en ese país dos importantes medidas para estimular la economía:

• La Reserva Federal ha reducido la tasa de fondos federales a partir de agosto del 2007, en 5 ocasiones, siendo la más pronunciada el 21 de enero en 0.75%, adicionalmente, el 30 de enero se redujo en 0.50% para quedar en 3%.


• Asimismo, el presidente Bush envió una iniciativa al congreso norteamericano para devolver impuestos a los consumidores y reducir la carga impositiva durante el presente año. La medida considera un monto de $150 mil millones de dólares, que representa el 1% del PIB de ese país, que se traducirá en un apoyo económico por familia de cerca de $1,600 dólares.

La efectividad de las dos medidas dependerá de la respuesta de los consumidores ante la baja de las tasas de interés, que lejos de provocar un mayor gasto en los consumidores, éstos se conformen con un respiro que significa un menor costo del dinero. Asimismo, se ha cuestionado la efectividad del apoyo fiscal en cuanto a su oportunidad ya que, ante lo tardado de instrumentar la devolución de impuestos, las familias recibirán los fondos federales cuando la economía esté saliendo de su fase de desaceleración o recesión.

Como referencia histórica la economía de EUA, en los últimos 27 años ha presentado dos períodos de recesión y uno de desaceleración (2000-2001).


En cuanto a la siguiente interrogante, acerca de cómo afectará a México, esa menor actividad económica que se avecina en EUA, se hacen las siguientes consideraciones:

• La menor actividad de la construcción en los EUA, ante la problemática de las hipotecas de alto riesgo o subprime, reduce la demanda por materiales de construcción, así como por muebles y electrodomésticos. Las empresas mexicanas que exporten este tipo de productos, verán afectadas sus ventas. Asimismo, las remesas verán reducido su ritmo de crecimiento ante el menor empleo de mexicanos en esta industria.
• El menor crecimiento de la economía norteamericana en su conjunto, reducirá la demanda por bienes y servicios, entre ellos los procedentes de México. En esta categoría, se verá afectada la industria automotriz, que representa cerca de una quinta parte del valor total de las exportaciones mexicanas, ya que dichas ventas dependen del dinamismo de la colocación de vehículos de las empresas norteamericanas y de la disposición de los consumidores por contratar crédito. Las demás exportaciones mexicanas se verán afectadas en la medida en que disminuyan las ventas en los EUA.
• La demanda por servicios turísticos por parte de norteamericanos, principalmente en destinos de playa, se verá reducida. Asimismo, la mayor cautela en el gasto y en la contratación de crédito en una economía recesiva, disminuirá la demanda por parte de extranjeros por bienes raíces en México, principalmente en lugares de playa.
• Al considerarse en EUA que el sector de crédito hipotecario ha elevado su nivel de riesgo crediticio podrían endurecerse las condiciones en los mercados financieros para la bursatilización de las carteras hipotecarias originadas en México.
• El Programa Nacional de Desarrollo Habitacional Sustentable para 2008 representa una inversión de $281 mil millones, que incluye tanto inversión pública como privada, cifra superior en 8% a lo invertido en 2007.

La vivienda de interés social tiene en gran medida recursos apoyados por los Organismos públicos de vivienda como el INFONAVIT, FOVISSSTE y la Sociedad Hipotecaria Federal, asimismo la vivienda económica estará apoyada por el Programa de Subsidios Federales que impulsará un mayor dinamismo que en 2007 para este tipo de vivienda.

La vivienda media y residencial cuyos créditos en mayor medida de los mercados financieros privados no se espera problema en cuanto a disponibilidad o encarecimiento de recursos para su otorgamiento y la demanda dependerá en gran medida del crecimiento de la economía, del poder adquisitivo de los compradores y del costo de la construcción.

La gran interrogante, de ¿qué tan preparado está México para afrontar la desaceleración económica?, se puede responder con las siguientes consideraciones:

• México está en condiciones de mantener la estabilidad en el tipo de cambio y tasas de interés, inclusive éstas podrían presentar una ligera disminución al acrecentarse la brecha que mantienen respecto de las norteamericanas. La base de esta estabilidad radica en el equilibrio en las finanzas públicas y del nivel de las reservas internacionales, que ascienden a casi $ 80 mil millones de dólares, cifra superior a los $55 mil millones de dólares de la deuda externa del sector público federal. Asimismo, el precio internacional del petróleo mexicano se encuentra alrededor de $75 dólares por barril, superior al precio originalmente presupuestado de $49 dólares.
• La devaluación del dólar respecto del EURO permite que los productos cuyos precios se han mantenido estables, poco han variado en términos de dólares, lo que los hace atractivos respecto de los que se ofrecen en Europa. Tal es el caso de los servicios turísticos.
• El Programa Nacional de Infraestructura , que pretende elevar el gasto en este rubro en cerca de 2% adicional del PIB, fortalecerá la actividad económica, tanto por el efecto directo del gasto que representa, como por el impacto multiplicador en la inversión privada.
• La posible reforma energética, que de presentarse, detonará la inversión pública y privada en esta rama, con un gran impacto multiplicador en la economía, que además vendría a integrar cadenas productivas.

En el foro económico de Davos, Suiza, se presentaron ponencias sobre la vulnerabilidad de la economía mexicana, que si bien es siempre conveniente leer dichos análisis, en esta ocasión se lee entre líneas la recomendación de adoptar como antídotos la flexibilización a la inversión extranjera en dos áreas muy apetitosas y que actualmente se encuentran dominados por fuertes monopolios: energía y comunicaciones.

Finalmente, los pronósticos indican que EUA crecerá en el 2008, no obstante la desaceleración esperada para los primeros dos trimestres. Un crecimiento de esa economía del 1% dará como resultado que la economía mexicana crezca en 2%, y un crecimiento del PIB de los EUA en 2% se traducirá en 3% para la economía mexicana, cifra inferior al 3.5% proyectada inicialmente por las autoridades.

Independientemente de dichos pronósticos, lo más importante para las empresas mexicanas será constatar la capacidad del gobierno para cumplir con sus proyectos y reformas que permitan detonar la inversión pública y privada.

Artículo publicado por la Cámara Nacional de la Industria de la Vivienda, Canadevi, en el Suplemento Voz de la Vivienda de febrero 2008.

 Sitios Relacionados
Inicio    |    Contacto     |     English

Copyright © 2005 Ignacio Beteta. Todos los derechos reservados.
Contacto: Ignacio Beteta V.
Telefonos: 52 (55) 5540 2229 y 52 (55) 5520 5828
e-mail: ibeteta@prodigy.net.mx