e-mail:
ibeteta@prodigy.net.mx
Tel. 52 (55) 5540 2229 y
52 (55) 5520 5828
Ignacio Beteta V.
Vivienda y Crédito  
Hipotecario  
en México  
  Inicio   Artículos   Presentaciones   Estadísticas Hipotecarias   Contacto   English - in construction  
 

¿La desaceleración del sector inmobiliario en los EUA afectará a la economía mexicana en 2007?

Por: Ignacio Beteta V.

El sector inmobiliario en los EUA, impulsado por la baja de las tasas de interés a partir de 1990, fue un factor muy importante en favorecer el dinamismo de esa economía. Sin embargo, para 2007, se espera el efecto contrario, al haber reportado el sector inmobiliario en ese país en 2006, uno de sus peores años de actividad. Ello, como resultado de haberse frenado la baja en las tasas de interés hipotecarias en los EUA a partir de mediados del 2005. La gran interrogante para la economía mexicana radica en analizar qué tan severo será el efecto de desaceleración del sector inmobiliario norteamericano en el resto de la economía norteamericana, y por ende en la de México.

Para iniciar el análisis, es necesario entender el efecto de la baja de las tasas de interés en el sector inmobiliario en EUA.

La disminución de las tasas de interés estimuló la adquisición de viviendas con hipotecas con pagos más reducidos; asimismo, favoreció la sustitución de hipotecas por otras con tasas de interés menores, que le redujeron el pago mensual a los acreditados, quienes gozaron de recursos adicionales para gastar en otros bienes de consumo; finalmente, el menor costo del financiamiento hipotecario impulsó la contratación de créditos de liquidez que, al destinarse al consumo o inversión en negocios de los acreditados, se sumaron a la demanda agregada de la economía.

El panorama cambió en 2006, al reportar la venta de vivienda en los EUA uno de sus peores años.

¿En 2007, coadyuvará este sector a frenar la actividad en ese país, que muestra ya signos de desaceleración?

La preocupación se centra en analizar el efecto que tendrá en nuestro país en 2007, una industria inmobiliaria más moderada en los EUA, tanto por el impacto directo en las exportaciones de materiales de construcción, como por la incidencia que pudiera tener la desaceleración de la actividad de la economía norteamericana en su conjunto.

El análisis que se llevó a cabo indica que el impacto directo será poco significativo por dos razones principales:

• La primera, porque el valor de las exportaciones de materiales de construcción de nuestro país a EUA es reducida.

• La segunda, por que se estima que en 2007 el sector inmobiliario en los EUA tenderá a estabilizarse; es decir, en lo que concierne a la venta de vivienda nueva, ésta alcanzará, al menos, un monto semejante al de 2006.

De esta forma, se estima que el impacto de la moderada actividad inmobiliaria en los EUA, que si bien no será un factor de estímulo, no representará el factor principal en la desaceleración de la economía de ese país, por las siguientes razones:

1. El mercado de la vivienda ya ha mostrado signos de estabilización aunque sin un repunte espectacular.

2. Otros sectores de la actividad económica en los EUA muestran signos vitales que contrarrestarán la moderada actividad inmobiliaria. El consumo de las personas y la inversión de las empresas continuarán creciendo, aunque a una tasa más reducida, lo que dará como resultado que la economía se mantenga a flote. Asimismo, las exportaciones norteamericanas muestran un importante dinamismo.

3. El nivel de empleo en EUA se mantiene fortalecido.

4. Las tasas de interés, se mantienen en niveles relativamente bajos en términos históricos, lo que se traduce en oferta de hipotecas accesibles que apuntalan la demanda por vivienda. Como resultado de ello, la venta de viviendas nuevas, que después de llegar a su nivel más bajo en el mes de julio de 2006, ha comenzado a repuntar a partir de agosto 2006, dando como resultado que el nivel de inventarios de casas nuevas haya descendido ya en cuatro meses consecutivos, después de que la construcción desaceleró su paso. Lógicamente, ahora, hay un estímulo para construir más viviendas.

5. Las empresas en bolsa presentan buenos resultados lo que se traduce en un efecto riqueza de quienes mantienen acciones cuyo valor se eleva, les permite solicitar crédito un factor muy importante en mantener la fortaleza de la demanda agregada.

En síntesis:

• Fuentes especializadas estiman que la economía norteamericana en 2007 presentará un crecimiento de cerca del 2.5%, inferior al 3.3% alcanzado en 2006. Ello como reflejo de una reducción en el consumo y en la inversión, como efecto del alza de las tasas de interés del Banco Central norteamericano. Cabe señalar que esta estrategia fue el resultado de una política monetaria más restrictiva para contener la inflación que tenía su origen en el alza del precio de los energéticos reportada en los mercados internacionales desde 2005.

• En cuanto al impacto para México del menor crecimiento norteamericano, se anticipa que ello reducirá la demanda por exportaciones mexicanas, lo que se traducirá en un menor crecimiento del PIB de México el cual se estima que reportará un nivel de 3.5% en 2007, inferior al 4.5% estimado para 2006. Este pronóstico asume que el precio del petróleo de la mezcla mexicana se mantendrá por encima del precio estimado de US$42.80/barril en el presupuesto de ingresos.

Comentarios y sugerencias: contacto

Artículo publicado por la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, CANADEVI, en el Suplemento Voz de la Vivienda de febrero de 2007

 Sitios Relacionados
Inicio    |    Contacto     |     English

Copyright © 2005 Ignacio Beteta. Todos los derechos reservados.
Contacto: Ignacio Beteta V.
Telefonos: 52 (55) 5540 2229 y 52 (55) 5520 5828
e-mail: ibeteta@prodigy.net.mx